Cómo hacer delantales personalizados de manera sencilla

Delantales personalizados

La idea de hacer delantales puede ser atractiva en múltiples ocasiones, por ejemplo, puede ser una actividad que realicen niños como regalo para el día del padre o de la madre. Con ese fin didáctico, la personalización no puede ser demasiado compleja, pues los niños no tienen la habilidad de bordar, o debes crear un ambiente seguro donde no salgan lastimado. De hecho, también puede ser una cuestión de comodidad. Hacer delantales personalizados de manera sencilla, nos hace ahorrar mucho tiempo y en la mayoría de los casos obtenemos lo que estábamos buscando.

Con moldes de letras

Escribir con pintura y a mano alzada es complejo, sobre todo cuando no confiamos demasiado en nuestro pulso. Una manera sencilla de hacerlas, y al alcance de los niños, es que creemos unos moldes con las letras o con el mensaje completo y que de allí solo tengan que pintar. De hecho, en las grandes máquinas de impresión sobre tela se hace con un molde.

Con elementos para coser

Quizá esta versión no es para niños, porque coser puede ser peligrosos, pero te ayuda a resolver muchas complicaciones. Imagina que recortas motivos o diseños de otras telas y los quieres integrar a tu diseño; esta es la opción más sencilla.

En realidad, es bastante sencillo, pues solo se trata de bordear el otro pedazo de tela con hilo.

Con pegatinas

Cualquier objeto que se pueda pegar sobre un delantal hace el trabajo más sencillo, pero no solo hablo de objetos pequeños como adornos de fantasía, puede ser que pegues una pegatina de alguna foto. Si imprimes la foto que deseas en un papel de calcomanía, va a ser muy sencillo de pegarlo luego y podrás tener el delantal en pocos minutos. A la hora de personalizar, lo que más interesa es que sea una actividad que puedas llevar a cabo tú, o todas las partes involucradas.